Entrar
comercial@ktk.pt
geral@ktk.pt
+351 965 487 014
+351 253 801 140
  • pt
  • en
  • es
  • fr
  • Máquinas
    y Equipamientos
    Industriales

    En la vanguardia de la innovación.

    scroll down

    Productos

    KTK produce máquinas de serigrafía textil automáticas desde 2014, en tanto a la visión de sus creadores, es el resultado de más de 30 años de experiencia en el ramo de estamparía

    Noticias Recientes

    Ver Todas
    Expositions Internationales
    09/09/2021
    Expos internacionales? Encuéntranos aquí…

    Después de un largo período sin exhibir sus máquinas en expos internacionales debido a la
    Leer Noticias ➞

    18/06/2020
    KTK Fusion Max – La impresión digital va un paso más allá

    Después del éxito del KTK Fusion Plus lanzado el año pasado, la compañía portuguesa comenzó
    Leer Noticias ➞

    12/03/2020
    FESPA Madrid 2020 – Pospuesto debido a COVID-19

    En ocasión de la situación de salud actual y en el mejor interés de salud
    Leer Noticias ➞

    KTK produce máquinas de serigrafía textil automáticas desde 2014, en tanto a la visión de sus creadores, es el resultado de más de 30 años de experiencia en el ramo de estamparía, y otros tantos en la resolución de todos los problemas asociados a maquinaria de este ramo específico.

    Las maquinas y equipamientos KTK para serigrafía textil son tan conocidos globalmente por su alta precisión, componentes de confianza y eficiencia, como también por hacer el trabajo técnico de estamparía moderno más simples y seguros.

    Con un equipo de agentes y soporte técnico que se extiende a los cuatro puntos del planeta, KTK está fácilmente en contacto con todos sus clientes/colaboradores, manteniendo una estrecha relación con todos los diferentes mercados, por estar siempre presente en las más reconocidas ferias internacionales del Mundo.

     

    Las técnicas serigráficas más antiguas provienen de la cultura oriental. Se estima que las primeras impresiones fueron realizadas por los nativos de las islas Fiyi, en el año 3000 a. C., utilizando hojas de plátano agujereadas para la distribución de las tintas. La historia de la serigrafía data de esta época.

    La serigrafía textil es un sistema de impresión milenario. Si bien no hay datos exactos, se cree que se remonta a la antigua China, en la que según una leyenda, se usaban cabellos de mujer entrelazados a los que les pegaba papeles, formando dibujos que luego se laqueaban para que queden impermeables. Posteriormente se cambió el material por la seda, y de ahí proviene su nombre: sericum (seda, en latín) graphe (escribir, en griego).

    La serigrafía textil es una técnica de impresión en la que se usa una malla para transferir tinta sobre un sustrato, excepto en áreas impermeables a la tinta mediante una plantilla de bloqueo. Se mueve una escobilla de goma a lo largo de la pantalla para llenar las aberturas de la malla abierta con tinta, y luego un trazo inverso hace que la pantalla toque el sustrato momentáneamente a lo largo de una línea de contacto.

    Esto hace que la tinta humedezca el sustrato y se extraiga de las aberturas de la malla cuando la pantalla retrocede después de que haya pasado la cuchilla. Se imprime un color a la vez, por lo que se pueden utilizar varias pantallas para producir una imagen o diseño multicolor.

    Hay varios términos que se utilizan para describir lo que es esencialmente la misma técnica. Tradicionalmente, el proceso se llamaba serigrafía textil porque se usaba seda en el proceso.

    Los resultados que se obtienen con esta técnica son muy satisfactorios y permite utilizar diferentes tintas y, como consecuencia, efectos para jugar con diferentes acabados al tacto y a la vista.  Es especialmente cuando hablamos de moda cuando este acabado en la impresión cobra especial relevancia, ya que éste forma parte del diseño.

    Las principales ventajas de utilizar la serigrafía para estampar una imagen sobre una chaqueta, camiseta, camisa, bolsa de tela, mochila, sudadera o similar es que la impresión es más resistente después de muchos lavados, ilimitada, se puede conseguir un color muy aproximado al deseado y da muchas posibilidades.

    Son amplias las composiciones textiles tradicionales sobre las que se puede imprimir: algodón, algodón+poliester, poliester, nylon, viscosa, lana, licra, poliamida, neopreno, tejidos aprestados, pvc…

    Es las más recomendable en el caso de que se trate de un diseño con colores y planos y si son tiradas grandes ya que así es como sale más rentable.